Actualidad

6/recent/ticker-posts

El helicóptero y el piloto o el piloto y el helicóptero*

Este martes 19 de enero de 2021 se cumplen dos meses del accidente aéreo donde perdieran la vida el expresidente del Banco Macro Jorge Brito y su piloto/acompañante.

El día 16 de este mes, en su edición digital, el diario El Tribuno publica un extenso informe del “estudio preliminar” brindado por la Junta Nacional de Seguridad del Transporte, también en su edición impresa, en página 16, el diario publica un extracto del mismo. 

Lógicamente, el informe de la Junta, tan completo y apetecible de leerlo, encara todo lo atinente a la operatoria y desenvolvimiento material de la máquina, más la corta comunicación que mantuvo el señor Brito, en calidad de piloto, con la Torre de Control del Aeropuerto Martin Miguel de Güemes de Salta Capital. A las 18.33 horas del día 20 de noviembre de 2020 cita el informe como el momento en que Brito pronunció sus últimas palabras escuchadas en la Torre de Control, “en cuanto terminemos en Cabra Corral” respondiendo a una pregunta de la Torre. Solo 8 minutos voló el Helicóptero desde que partió del Helipuerto Finca Las Costas de la ciudad de Salta, residencia oficial del Gobernador, con quién Brito compartió un almuerzo. El empresario llevaba como destino su finca ubicada en Joaquín V. González. A las 18.58 horas el Servicio de información Aeronáutica del Aeropuerto Salta recibe la notificación de una aeronave accidentada en el Rio Juramento. A las 19.30 horas se activó el Plan de Emergencia al recibir la confirmación del accidente. La JST arribó a ese lugar un día después de ocurrido y la investigación de campo se coordinó con la policía de la localidad de Coronel Moldes, junto a la policía fluvial y lacustre, y el Cuerpo de Investigación Forense de la Provincia de Salta.

También este informe acredita que “Brito era un piloto certificado para esta aeronave y con sobrada experiencia, ya que lo volaba con asiduidad y había utilizado esa misma ruta en reiteradas ocasiones”.

EL SILENCIO DEL GOBERNADOR
La figura de Jorge Brito invita a registrar su vida donde se vuelquen sus comienzos, sus luchas, tropiezos, éxitos y, por qué no, sus fracasos y desdichas e insoslayablemente, su ligazón con Salta. Brito –con el hoy poderoso Banco Macro- fue el continuador de lo que por muchos años se conocía como el Banco Provincial de Salta. Quién decida volcar en tinta la vida de este público personaje seguramente encuentre sobrados motivos para encarar la obra, como quizá también, un obstáculo en sus páginas finales cuando pretenda narrar sus últimos momentos.

Recuérdese que los transcurrió con Gustavo Sáenz, quién se llamó al silencio luego del luctuoso accidente.
En las siguientes horas al fatídico 20 de noviembre era comprensible por el alto impacto emocional que habría provocado la muerte de Brito en el Gobernador, pero pasaron 60 días y no se conoce que tanto él, como el Gobierno de Salta, se hayan referido a este lamentable accidente. El mandatario salteño es el único que guarda para sí las últimas expresiones vertidas por Brito en ese largo almuerzo. 

Qué proyectos tenía, cuál era su compromiso para con el Gobierno, que pensaba del momento económico de la Argentina, ¿Qué visión tenía de la próxima reforma de la Constitución salteña? Muchos veían a Jorge Brito como un salteño más, no solo porque era el propietario del Macro sino porque éste Banco desde hace muchos años es el exclusivo agente financiero del Estado salteño. Los “politólogos” parroquianos conocen que la simpatía, o no, que expresaba Brito hacía un sector político era determinante, hoy nadie gozará de esa canonjía.

También el silencio del Gobernador aturde porque nada se sabe cómo se retiró Brito de la residencia del Gobernador: ¿se fue tranquilo, displicente, cansino, agotado, preocupado? Complacido con su estancia frente al Gobernador, ¿habrá invitado a Sáenz a acompañarlo hasta J. V. González.?
Queda dicho que el Cuerpo de Investigación Forense de Salta trabajó en el lugar del desgraciado accidente. ¿Se habrá practicado autopsia al cadáver de Jorge Brito y su piloto acompañante? ¿alguna vez se conocerán sus resultados? Incógnitas que algún sagaz periodista sabrá develar… ¿O se romperá el silencio antes?

*Opinión de Nolverto Domingo Guerra





Publicar un comentario

0 Comentarios